Cintas amarillas: el símbolo (I Parte)

yellow ribbon Por Waldo Barrera Martínez/Tomado de CubaxDentro

Luego de escuchar la alocución de René González, el Héroe de la República de Cuba, ante las cámaras de la televisión nacional, en la noche del pasado día 3, nos asaltó la curiosidad por el significado de las cintas amarillas, el símbolo que pidió usar de las más diversas formas a todos los cubanos, donde quiera que se encuentren, en la jornada del día 12 de septiembre. No obstante esbozar en su mensaje la significación del emblema, prácticamente desconocido para nuestro pueblo, nos dimos a la tarea de rastrear en la web en busca de nuevos elementos para ampliar la historia y compartirlos en estas líneas con nuestros estimados lectores.

Presuntamente, el mito llegó a territorio norteamericano procedente de Europa, desde donde lo introdujeron los colonos ingleses en el texto de una canción titulada She wore a yellow ribbon (Ella llevaba una cinta amarilla). Durante la Guerra Civil, el ejército inglés portaba cintas y bandas de ese color en el campo de batalla, comenzando a utilizar más tarde la letra como una marcha popular. En el western La legión invencible (1949), dirigida por John Ford, y donde John Wayne desempeñara el rol protagónico, se observan los oficiales de la caballería estadounidense usando pañuelos amarillos. No obstante, aunque a partir de estos elementos pudiera afirmarse que ya en el siglo XIX estaba afianzada en ese país la leyenda, el hecho no está suficientemente documentado.

En 1917, George A. Norton obtuvo los derechos de la canción por primera vez, cambiándole el título por el de Around her neck she wears a yellow ribbon (Alrededor de su cuello ella usa una cinta amarilla).

Luego de permanecer en el olvido, no sería hasta los años 70, en pleno auge de la guerra contra Vietnam, que las cintas amarillas resurgirían con la letra de la canción de Irwin Levine y L. Russell Brown Tie a Yellow Ribbon Round the Old Oak Tree (Ata un lazo amarillo al viejo roble), basada de una historia real publicada en un diario de la Florida.

La canción no hablaba de guerras, ni de soldados, era solo la historia romántica de un preso; aun así se convertiría rápidamente en emblema para todas las familias con alguno de sus miembros luchando en el frente o encarcelado. Fue lanzada por Bell, en febrero de 1973, y en abril del propio año, era ya un éxito local en la radio floridana. Su popularidad estalló con la versión grabada por el cantante Tony Orlando y el grupo Down, que permaneció durante cuatro semanas en el primer lugar de Billboard Hot 100, y alcanzó la primera posición en Inglaterra (4 semanas) y Australia (7 semanas), vendiendo más de seis millones de copias.

En noviembre de 1979, Penne Laingen, esposa del oficial de mayor rango entre los rehenes secuestrados en la embajada de EE.UU. en Teherán, Irán (tema de la película Argo), fue la primera en usar el lazo como símbolo del deseo del retorno del esposo al hogar, atándolo al tronco de un árbol del jardín de su vivienda en Maryland. En una entrevista para el diario Washington Post, manifestó: “Así que estoy de pie, esperando y rezando… y uno de estos días Bruce va a desatar esa cinta amarilla. Va a estar ahí hasta que lo haga.” Sus amigos y familiares hicieron lo mismo como muestra de apoyo, permaneciendo las cintas en los árboles hasta que los rehenes fueron devueltos sanos y salvos, convirtiéndolas así en el símbolo a través del cual las familias podían expresar su voluntad de volver a reunirse. Los norteamericanos vieron este mensaje, convirtiéndose desde ese momento en emblema de la voluntad del pueblo estadounidense para lograr la liberación de los rehenes. Estas ocuparon un lugar destacado en las celebraciones del regreso de los prisioneros, ocurrido en enero de 1981. La familia Laingen, donaría la cinta al Instituto Smithsonian, en 1991.

El símbolo vería renovada su popularidad una vez más durante la Guerra del Golfo, a principios de 1990, al aparecer junto con el lema “apoyar a nuestras tropas” atadas a los árboles y en las más variadas formas. A menudo tenía el significado implícito de apoyar el Escudo del Desierto y Tormenta del Desierto, con lo cual se politizaría el contenido.

Aparecería otra vez durante la invasión de Irak, en 2003, con significados similares. Lo más prominente en la forma a partir de ese momento sería el impreso en material magnetizado y aparecer en la parte exterior de los vehículos.

Hoy en día, los Awareness Ribbons (cintas o lazos de conciencia) son usados por multitud de grupos diferentes como símbolo de muy distintas causas: emblema para la conciencia del suicidio, mediante el Programa de Prevención Yellow Ribbon, desarrollado principalmente para hacer frente a los suicidios de jóvenes y adultos a través de campañas de sensibilización, educación y formación; también como emblema de la campaña contra la endometriosis, siendo comunes en las víctimas de la enfermedad y en los productos elaborados para la recaudación de fondos.

En el XV Aniversario del injusto encierro de los Cinco Antiterroristas cubanos en cárceles de los EE.UU. hagamos nuestro el emblema, de manera tal que la patria toda se vea convertida el día 12 en un gran lazo amarillo de solidaridad y apoyo que no pueda pasar desapercibido en modo alguno para la prensa extranjera y todos cuanto nos visiten. Extendemos el mensaje a los amigos de Cuba y su revolución, a las fuerzas progresistas y de izquierda del mundo y los invitamos a sumarse a nosotros en esta campaña con el noble empeño de traerlos de vuelta a casa. Que llegue hasta el presidente Obama nuestro reclamo.

Anuncios

Acerca de Jóvenes por los 5

Jóvenes cubanos que luchamos desde las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones por abrir paso a la verdad y la justicia. Formamos parte del movimiento mundial de solidaridad que luchó por la liberación del grupo internacionalmente conocido como los Cinco Héroes Cubanos o los Cinco de Miami, condenados injustamente a largas penas de prisión en cárceles de Estados Unidos por el cuyo único delito de defender a su pueblo de los actos terroristas organizados de manera impune desde el propio territorio norteamericano.

Un pensamiento en “Cintas amarillas: el símbolo (I Parte)

  1. Pingback: Cintas amarillas: el símbolo (II y final) | Jóvenes por Los 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s