El lamentable deceso de Evelyn Gross y la manipulación de El País

Evelyn GrossEste miércoles falleció en Texas la madre del subcontratista de la USAID Alan Gross preso en Cuba por actividad subversiva. El País utiliza el lamentable suceso para una vez más tergiversar los hechos y atacar a nuestro país.

Por Waldo Barrera Martínez

LA HABANA, 19 junio 2014. Como “un golpe devastador para Alan y nuestra familia” catalogó Judy Gross el fallecimiento de la madre del subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) preso en Cuba por actividad subversiva contra la seguridad del Estado.

Evelyn Gross, falleció este miércoles a la edad de 92 años en Texas, víctima de un cáncer de pulmón.

“Me preocupa que ahora Alan vaya a renunciar a toda esperanza de volver a casa y hacer algo drástico. Seguramente, debe haber algo que el presidente Obama pueda hacer para asegurar la liberación inmediata de Alan”, dijo la señora Gross.

Su esposo, empleado de la Development Alternative, Inc (DAI), subcontratista de la USAID, quien permanece preso en Cuba desde diciembre de 2009 cumpliendo una condena de 15 años, no pudo ver a su madre por última vez.

En abril pasado, Gross comenzó una huelga de hambre durante más de una semana. A su término, en respuesta a un pedido de Evelyn, gravemente enferma, declaró que “otras protestas ocurrirán”, sin especificar la fecha ni la modalidad de las mismas. “El 2 de mayo cumplo 65 años y será mi último cumpleaños aquí”, había dicho por aquellos días desde su celda en La Habana.

El periodista Peter  Kornbluh, testimonió una conversación con Gross en 2013 que retrató su “volátil estado mental”.

Mostraba “motivaciones irracionales para hacer ejercicios. Lo cual, admitió, era parte de un estratégico y aparentemente suicida plan de salida. Cuando le pregunté si estaba incrementando sus reservas para hacer una huelga de hambre, me dijo que no. En su lugar, miró hacia una puerta que separaba nuestra sala de reuniones del corredor exterior y señaló que era  endeble. Cuando señalé que había guardias bien armados al otro lado, declaró con una loca bravata: “No temo a nadie y Dios libre a la persona que se enfrente a eso. Soy una bomba de tiempo… tick, tick, tick hace el reloj”.

Según especifica la declaración del MINREX emitida ayer “ni el sistema penitenciario cubano, ni el norteamericano, contemplan la posibilidad de que los sancionados internos viajen al exterior, cualesquiera que sean los motivos que se aleguen.”

Hasta donde se conoce, no existen aún negociaciones entre ambos países para lograr la liberación de Gross a cambio de la de Gerardo, Antonio y Ramón, tres de nuestros Cinco luchadores antiterroristas aún presos en EE.UU., a pesar de las reiteradas invitaciones públicas del gobierno cubano.

La última oferta en este sentido se produjo inmediatamente después de que el presidente Barack Obama anunciara la liberación del último prisionero de guerra estadounidense en Afganistán, el sargento Bowe Bergdahl, a cambio de transferir a cinco talibanes de la prisión que EE.UU. mantiene en la Base Naval de Guantánamo, territorio cubano ilegalmente ocupado por esa potencia.

Pero en ese momento Washington rechazó aplicar el mismo trato a Gross pese a las súplicas de Judy para que moviera la ficha de una vez.

Con su habitual veneno anticubano y manipulación mediática, El País, de España, se hacía eco de la noticia y cometía un garrafal error al decir que Cuba aprovecha “el suceso de la muerte de la madre del congresista estadounidense que mantiene en prisión para relanzar a Washington la oferta de negociar su liberación a cambio de los tres espías cubanos que siguen en cárceles norteamericanas.” Resulta que Alan Gross ha sido designado ahora “congresista estadounidense”: acabamos todos de enterarnos.

Se hace eco de las declaraciones de la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Jennifer Psaki, manifestando que ya han solicitado a La Habana le conceda a Gross una licencia penal para poder acudir al funeral y que Washington consideraría esto un “gesto”, teniendo en cuenta las “circunstancias”, aunque no quiso responder a la pregunta de si el gobierno estadounidense está dispuesto a darle garantías al cubano de que Gross volvería tras su permiso a continuar su condena.

Hace referencia a que Estados Unidos sí permitió a René González viajar brevemente a Cuba en marzo de 2012 para visitar a su hermano moribundo, encontrándose ya en libertad condicional tras haber cumplido íntegramente su condena.

Es preciso recordar que la supuesta magnanimidad de Washington fue posible solamente en una situación bien diferente, con René fuera de prisión. Sin embargo, cuando se produjo el fallecimiento de Carmen Nordelo, la madre de Gerardo, condenado injustamente de dos cadenas perpetuas más quince años de prisión en Estados Unidos, a este tampoco se le permitió viajar a Cuba para despedirse de ella. Las razones están bien claras en la Declaración del MINREX.

El País nuevamente tergiversa los hechos al decir que Gross fue acusado “de participar en un proyecto subversivo por tratar de proporcionar Internet a la comunidad judía cubana” cuando la jerarquía de esta congregación en nuestro país ha reiterado no tener absolutamente nada que ver con el proyecto subversivo de la USAID que en realidad formaba parte del recientemente denunciado Zunzuneo. La verdadera misión de Alan Gross en Cuba era la de instalar una red ilegal de telecomunicaciones dentro del programa estadounidense de “cambio de régimen” en la Isla.

Anuncios

Acerca de Jóvenes por los 5

Jóvenes cubanos que luchamos desde las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones por abrir paso a la verdad y la justicia. Formamos parte del movimiento mundial de solidaridad que luchó por la liberación del grupo internacionalmente conocido como los Cinco Héroes Cubanos o los Cinco de Miami, condenados injustamente a largas penas de prisión en cárceles de Estados Unidos por el cuyo único delito de defender a su pueblo de los actos terroristas organizados de manera impune desde el propio territorio norteamericano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s