Fernando González: el Héroe que tocamos con palabras

SANTIAGO DE CUBA-CONCLUYE VISITA FERNANDO GONZÁLEZ A LA CIUDAD HÉROESantiago de Cuba, junio 19.- Cuando una historia se te acerca, se pasea frente a ti y coquetea, tienes dos opciones, te quedas en los palcos a mirar el final o participas y trabajas para cambiarlo. El protagonista de estas cuartillas eligió la segunda.

Salió de las láminas y las pancartas para mostrarse tal cual es: real, pequeño de estatura; pero los hombres como él se miden de la cabeza al cielo. Su rostro parece cansado, pero sus ojos muestran una inteligencia, tal vez una picardía que siempre está alerta.

Es muy fácil conversarle, parece gustarle la plática o tal vez solo es sumamente cortés. No evade respuestas, argumenta, destila transparencia y su condición de Héroe de la República de Cuba no ha conseguido alejarlo de las bromas y los dicharachos.

Nos llevaron a una sala amplia, le explicamos que íbamos a grabar nuestra conversación y aún cuando debe estar acostumbrado a esas cosas, hizo un gesto cómico de recogimiento, que luego pasó a ser una amplia sonrisa cuando alguien le espetó: “tranquilo le prometo que no le va a doler.”

Fernando nos hizo el trabajo muy fácil, no imaginábamos a un héroe tan cercano. Al parecer no pudieron los injustos 15 años tras las rejas cambiar su jovialidad…

¿Después de tantos años de prisión, cómo se adapta a su nueva vida, hay algo qué le resulte difícil de asimilar?

Esa es una pregunta que he respondido pero siempre agrego cosas por lo que experimento con el paso del tiempo. Cuba, estructuralmente no ha cambiado mucho, hay cosas nuevas, por supuesto, que uno ve desde el punto de vista constructivo o social como el trabajo por cuenta propia, que apenas existía la última vez que estuve en mi patria, pero el pueblo, que es lo más importante, sigue siendo el mismo, con el mismo espíritu de solidaridad, de compañerismo, la misma decisión de luchar, el mismo compromiso con la Revolución.

¿De los años de prisión extraña algún amigo, tiene algún recuerdo especial que le marcara su injusta estancia en suelo norteamericano?

La verdad es que de ese país no extraño nada, no quiere decir que no existan cosas bonitas como la naturaleza o elementos constructivos creados por el hombre, pero realmente no son cosas que extrañe, realmente estando allá, deseaba estar aquí, siempre asumí la estancia en Estados Unidos como algo temporal.

Nunca me até a nada sentimentalmente. Es difícil considerar algunas de las personas con las que me relacioné como amigos. Los amigos necesitan ciertas circunstancias, ciertas condiciones, sí me topé con buenas personas que se acercaban de manera solidaria, gente que aún dentro de la prisión, que habían cometido crímenes o realizado hechos penados e incorrectos, se podía encontrar en ellos ciertos valores que hacían la estancia en la cárcel un poco más llevadera.

Ahora, amigos en todo el sentido de la palabra, no.

Fue un joven que acorde con su tiempo cumplió con un deber, por eso estuvo más de 15 años sin libertad, el pueblo los calificó como Héroes ¿qué piensa de ese calificativo?

Cuando a nosotros se nos designa por la Asamblea Nacional como Héroes de la República de Cuba, a mí me costaba trabajo creerlo, estábamos en Miami en ese momento y tuvimos la oportunidad de escuchar la intervención de los diputados cuando empezaron a dar opiniones sobre nosotros, se leyó la resolución donde se nos proponía ese título, pero a mí me parecía que no se estaba hablando de mí. Siempre consideré a un héroe alguien que hubiese hecho algo de dimensiones extraordinarias, en las guerras de independencia, pero no creía que hubiésemos hecho algo para merecer esa condición. Todavía me cuesta trabajo mirarlo de esa manera, hicimos lo que nos correspondía en aquel momento, nada que no hubiese hecho otro cubano en las mismas circunstancias.

No obstante respeto los argumentos y me siento muy honrado con la decisión, es un orgullo.

Realmente es un héroe pero uno palpable y real ¿que más hace Fernando cuando no está siendo agasajado?

Bailo, no soy gran bailador pero si trato de divertirme. Me gusta escuchar la música dependiendo del momento, para divertirme prefiero la bailable cubana como Los Van Van, si es una ocasión de reposo, meditación prefiero la clásica, digamos que romántica, no soy amante del Reguetón, puede ser porque mi generación no creció escuchando este tipo de música, quizás por eso no la comprendo mucho, pero respeto los gustos de cada cual, siempre que no se preste a la chabacanería, que no disminuya a la mujer.

Mis preferencias en la lectura son variadas, me gusta la historia de Cuba, en la prisión leí bastante, es una manera de usar el tiempo productivamente, es algo que me hacía crecer más como ser humano.

Me gustan también los libros científicos, los que expliquen de una manera amena los avances en determinadas ciencias, como biología, geografía, entre otros. Todo lo que ayude a incrementar mi visión del mundo desde lo racional, me gusta la filosofía, la física o la filosofía del universo que existe tras la física. Los temas políticos, soy consumidor de las noticias, es un hábito para mí estar informado.

El reencuentro con Rosa Maura después de tantos años de espera reclamando su libertad…

Fue muy especial, después de tantos años sin poder compartir fue realmente muy emotivo. Hay cosas que no se pueden describir y que textos y palabras no alcanzarían a describir en su justa medida, hay momentos en que el tiempo se detiene y se mezclan tantas cosas en la mente………

Santiago de Cuba en una sola palabra

Lucha, resistencia, espíritu combativo, historia, hay más de una palabra pero me cuesta trabajo sintetizar lo que he vivido en estos días, más lo que conozco de esta ciudad, pero todas las que me evoca tienen que ver con su historia de sacrificios y de luchas. Creo que es injusto describir este pedazo de Cuba en una sola palabra, tal vez mil libros no alcancen.

El presidente cubano ha anunciado que el actual será su último período de mandato ¿cuál es su apreciación sobre el rumbo que seguirá nuestro país una vez que la dirección histórica de la Revolución no esté al mando?

Mi generación creció con la guía permanente y constante del Comandante en Jefe, pertenezco a una generación en la que Fidel estaba presente en cada uno de los acontecimientos importantes del país para explicar, para guiar, para enseñar. Hoy tenemos a Raúl Castro que también lo hace con su estilo particular y ha dicho que esta es la última misión que cumpliría, pero estoy seguro que el Partido ha creado las condiciones para que el proceso continúe a pesar que no haya una persona de esa altura histórica con los méritos que alcanzaron en la lucha revolucionaria y en el trayecto histórico.

Personalmente estoy convencido de la continuidad de la Revolución y confío en la generación que asumirá el papel fundamental del Partido que será continuar con el legado de Fidel y Raúl Castro, no albergo ninguna duda de que el país saldrá adelante con el legado de los que nos trajeron hasta aquí, de los que nos colocaron en el más alto sitial de la dignidad, los que nos enseñaron que los hombres y mujeres aquí no claudican ni bajan la cabeza.

La vida se ensañó con su felicidad, por las circunstancias en que vivió los últimos 15 años no pudo tener hijos, cómo suple eso que pudiera significar una ausencia.

“No tengo hijos biológicos, pero siempre, durante los años de prisión recibí muchas cartas de tantos bisoños y personas me han expresado que puedo considerar sus hijos como propios. Y es tanto el cariño y el afecto que recibo de los pequeños que es como si fueran míos.

La manera de mostrarnos sus sentimientos sin filtros, con tanta sinceridad, agradezco esa manera en que los niños se manifiestan no solo conmigo sino con cualquiera de los Cinco que estuvieran en ese momento.

****

Tal vez nunca sabremos cuántas vidas salvó con su actitud, porque el tiempo que se ensañó con él y ni siquiera le legó esa cifra. Pero los números no son lo más importante, porque queda esa sensación de que de alguna manera Fernando y sus hermanos nos salvaron a todos.

La injusta condena le imposibilitó el goce a plenitud del amor de Rosa Aurora que lo esperó y cultivó su relación en la distancia, no pudo tampoco sembrar sus semillas en su vientre.

Aún así le devolvió a un pueblo paciente que lo venera, que llora de felicidad mientras lo abraza, que guarda receloso su historia, sus cartas y su proeza. Fernando, como el resto de los Cinco, es de Cuba y Cuba se abre entera a él.

Tomado del Periódico Sierra Maestra

Anuncios

Acerca de Jóvenes por los 5

Jóvenes cubanos que luchamos desde las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones por abrir paso a la verdad y la justicia. Formamos parte del movimiento mundial de solidaridad que luchó por la liberación del grupo internacionalmente conocido como los Cinco Héroes Cubanos o los Cinco de Miami, condenados injustamente a largas penas de prisión en cárceles de Estados Unidos por el cuyo único delito de defender a su pueblo de los actos terroristas organizados de manera impune desde el propio territorio norteamericano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s