Ajedrez hacia la luz (#ObamaGiveMeFive)

ajedrez-acuarela-de-tony-guerreroCamagüey, Cuba – En mensajes electrónicos que circulan por las redes sociales, Antonio Guerrero Rodríguez, desde la Prisión Federal de Marianna, en los Estados Unidos, comentó a los amigos del mundo, sus “tareas” para este mes de julio.

Por Miozotis Fabelo Pinares


“Libro sobre el ajedrez en las prisiones. Para que tengan una idea, espero la llegada de las copias de unos 500 mensajes sobre los intercambios que he tenido con amigos, relacionados con el ajedrez.

“Todo esto tendré que procesarlo y en buena medida editarlo. El libro, de momento, contiene 11 capítulos o partes. En fin, es una tareíta complicada, que en este mes requiere del mayor impulso. Directamente trabajo con el MI Lázaro Bueno”.

Lázaro Bueno Pérez, profesor de deportes, en la Universidad de Camagüey, y Maestro Internacional de Ajedrez, ofrece detalles sobre el proyecto…

“Bueno, es un proyecto muy interesante, que demuestra la importancia de la práctica del ajedrez en esas condiciones de vida; y participamos en él un grupo de personas, que estamos trabajando incansablemente para hacer una obra que debe titularse, «Ajedrez hacia la luz».

Tony dice que quiere terminar el libro en este mes de julio, ¿avanza la “tarea”?

“La obra está bastante adelantada; nosotros, como es lógico trabajamos a distancia, por correo electrónico; y son muchas las personas que colaboran y nos envían evidencias de fotografías, material documental, y datos sobre la trayectoria de Tony, desde que empezó a jugar ajedrez, cuando era muy jovencito, en su etapa estudiantil; después en Kíev, cuando fue a estudiar a la antigua Unión Soviética, y a su regreso a Cuba, que mantiene esa fiebre, ese amor, por el ajedrez.

Después, injustamente encarcelado en los Estados Unidos, incluso en las condiciones infrahumanas del «hueco», el ajedrez fue una herramienta, un arma, para enfrentar tales condiciones, porque le permitió mantener la salud; es decir, que el juego le sirvió para conservar buen estado de ánimo y enfrentar esa situación.”

Antonio Guerrero dice en el mensaje a los amigos, que el libro tendrá unos 11 ó 12 capítulos, ¿cómo han dispuesto el material?

“En realidad, todavía no está bien definido; eso es lo que pretendemos; pero, cuando se haga la edición, que estará a cargo de la Editorial Gente Nueva, de Cuba; entonces tendremos los capítulos que sean necesarios”.

¿Cuáles son los temas que aborda el libro”

“El tema base es la trayectoria ajedrecística de Antonio Guerrero; y además, se incluyen algunos testimonios de otras personas, algunas de ellas que incluso han estado en diferentes cárceles con Tony, está el de Ramón Labañino, a quien también le gusta el ajedrez; y de la historia del juego ciencia, algunos grandes ajedrecistas que en la época del fascismo estuvieron presos.

“Incluso, tenemos referencias que demuestran que personas que han practicado el juego en las condiciones de encarcelamiento, una vez que salen de la prisión tienen más valores, son mejores, quieren más la vida. Las estadísticas demuestran que quien en la cárcel aprende a jugar ajedrez, una vez que alcanza la libertad, no retorna.

“El ajedrez ayuda a las personas en la vida, para la toma de decisiones, lo enseña a calcular, a adoptar variantes en la vida; o sea, te ayuda. Esos son resultados de una investigación para una tesis doctoral de un norteamericano, en la década de 1930”.

Desde la prisión, Tony ha trasmitido otras vivencias sobre la práctica del ajedrez. Entre sus acuarelas, una, refleja aquellos días de inicio de la práctica del juego ciencia, como él mismo explica:

«El Ajedrez: En esa pintura aparece parte de un tablero de ajedrez y sobre éste alguna piezas, similares a las de un juego que construyó René. Se puede ver una cuchilla de las que daban para afeitarse y las piezas de cartón picadas. No puedo precisar cuándo jugamos la primera partida de ajedrez Ramón (que era el que más jugaba de mis hermanos) y yo. Sí recuerdo que cuando estábamos aislados, en solitaria, cada uno, nos gritábamos cada movida a través de la ranura entre la puerta y el marco. Yo había construido “un juego de ajedrez”, picando con la mano pedacitos de cartón del contenedor donde nos daban la leche e identificando cada ficha con una letra. El tablero debió haber sido, simplemente, una hoja de papel con un tablero dibujado. Iba anotando cada movida. Pero sucedía que a mitad de juego se formaba tremendo enredo, por algún “error”, y aquello no funcionaba del todo bien. Un buen día René nos dice que tenía un juego de ajedrez “profesional”.

En efecto, cuando nos pusieron de a dos, en las rotaciones, pudimos ver el juego que había elaborado tan magistralmente».

¿Cómo el MI Lázaro Bueno se vincula a Antonio Guerrero, cómo se inician las relaciones, que el ajedrez consolida?

“Las primeras relaciones fueron a través de Jorge Jerez, estudiante nuestro de la Universidad de Camagüey, en la especialidad de Periodismo; ellos comenzaron a jugar partidas de ajedrez, y entonces surgió la idea de que Tony jugara contra mis estudiantes y así, en este curso que estamos terminando, se realizó un match que concluyó con unas tablas amistosas, y fue muy interesante, muy brava; Tony tiene un buen nivel técnico.

“Y llama la atención, él está muy al tanto de los resultados de los cubanos a nivel internacional, y está permanentemente siguiendo los pasos de Lázaro Bruzón, de Leinier Domínguez; muy contento con las victorias; incluso, te voy a confesar un secreto: yo jugué el Torneo Capablanca, de este año, impulsado por Tony. Hacía muchos años que yo no jugaba un torneo internacional, y él me dijo, «me voy a sentir contento si juegas el Capablanca»; y fui a La habana, y lo jugué. Al final fue muy interesante, porque también pude visitar a la familia de Tony, a Mirtha, su mamá, y a su hermana Maruchi, que es otra gran colaboradora en este proyecto del libro de ajedrez”.

Tony reconoce el apoyo de su hermana, cuando en el mensaje del 30 de junio último dice: «Directamente trabajo con el MI Lázaro Bueno, unido al aporte vital de mi hermanita, Manuel y otros imprescindibles cooperantes en el proyecto».

Otra historia ajedrecística de Tony

Antonio Guerrero, quien mantiene constante intercambio sobre el ajedrez, también informó que finalizó la partida con estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas, UCI.

Texto del mensaje:

“Queridos amigos:

Llegó a su final la primera partida que durante varios meses han jugado los estudiantes de la UCI conmigo. El resultado fue unas amistosas tablas.

“Gracias a la coordinación del profesor Isbel Herrera y al lazo establecido a través de mi hijo Tony, pudimos hacer realidad este hermoso encuentro ajedrecístico, en el que participaron un total de 21 ajedrecistas de la UCI, entre estudiantes y profesores.

“Ya pactamos para el próximo curso una nueva partida con colores cambiados. Merecidas y felices vacaciones a mis contrincantes y a todos en la UCI”.

Aquí les va la partida completa.

Blancas- Antonio Guerrero Rodríguez

Negras- Universidad de las Ciencias Informáticas

1. d4 d5 2.Cf3 Cf6 3.e3 e6 4.Ad3 c5 5.b3 Cc6 6.0-0 Ad6 7.Ab2 0-0 8. Cbd2 b6 9.a3 Ab7 10.Ce5 Ce7 11.dxc bxc 12.f4 Dc7 13.c4 Tad8 14.De2 Cg6 15.Cdf3 Ce4 16.Tad1 Cxe5 17. Cxe5 f6 18.Cf3 Tfe8 19.Dc2 Td7 20.Ae4 dxe 21.Cd2 f5 22.Cb1Ted8 23.Td2 Af8 24.Tfd1 Txd2 25.Txd2 26.Dxd2 Dd6 27.Dxd6 Axd6 28.h4 Rf7 29.Tablas

Como si fuera pequeña tarea la de terminar en este mes de julio el libro sobre el ajedrez en las prisiones, Tony, tiene otros compromisos para la etapa, detalla en su correo: preparar una exposición con las obras de arte de los reclusos en la prisión, responder las cartas a los amigos solidarios, e iniciar el proyecto de 16 acuarelas sobre la etapa del juicio; que quiere tener listas para el próximo 12 de septiembre, cuando se cumplen 16 años de injusto encierro.

Tomado de Radio Rebelde

Anuncios

Acerca de Jóvenes por los 5

Jóvenes cubanos que luchamos desde las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones por abrir paso a la verdad y la justicia. Formamos parte del movimiento mundial de solidaridad que luchó por la liberación del grupo internacionalmente conocido como los Cinco Héroes Cubanos o los Cinco de Miami, condenados injustamente a largas penas de prisión en cárceles de Estados Unidos por el cuyo único delito de defender a su pueblo de los actos terroristas organizados de manera impune desde el propio territorio norteamericano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s