Las rabietas de Ros-Lehtinen

La congresista norteamericana Ileana Ros-LehtinenBajo el título “Ros-Lehtinen Rechaza Participación del Departamento de Estado en Inseminación de Esposa de Espía Cubano Convicto”, el sitio oficial de la Congresista y actual Presidente del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, hiso públicas ayer sus declaraciones ante la respuesta emitida por el Buró Federal de Prisiones (BOP, por sus siglas en inglés) a una carta suya enviada de conjunto con el Congresista Robert Goodlatte, Presidente del Comité de Asuntos Judiciales de la Cámara de Representantes, en febrero pasado, en relación con este asunto, que como todo lo relacionado con Cuba y su revolución, despierta en su persona una ira sin límites.

La respuesta de Peter J. Kadzik, Secretario Auxiliar de dicha instancia federal, declara que: “El Departamento de Estado facilitó esta solicitud como una ayuda humanitaria después de consultar con el Departamento de Justicia. El BOP entonces lleva a cabo la solicitud al permitir a un médico de Panamá recoger una muestra del Sr. Hernández y transportarla fuera de la institución. El BOP no tuvo mayor participación en este asunto y no incurrió en ningún coste en relación con el procedimiento. No tenemos conocimiento de ningún caso anterior en que el BOP facilitara una petición similar. Finalmente, con base en nuestra revisión, no existen disposiciones legales o reglamentarias específicas que aborden este tema.”

Evidentemente, la misiva calló sobre la Lehtinen como un vaso de agua fría. Con su tradicional histeria anticubana y lenguaje de odio, expresa: “Es vergonzoso observar que el Departamento de Estado realice este tipo de trámites para asesinos convictos.”

Todo parece indicar que el asunto se ha vuelto una de sus motivaciones. Al momento de hacerse pública la operación secreta que permitiera la concepción de la pequeña Gema mediante un procedimiento de inseminación artificial, dadas las reiteradas negativas del gobierno norteamericano a conceder visa a Adriana Pérez para visitar a su esposo, injustamente detenido en la prisión de Victorville, en violación de sus más elementales derechos, la Lehtinen, a quien Fidel apodara la Loba Feroz por su actuación ante el caso del niño Elián González, en diciembre pasado, declaró en conferencia de prensa en La Pequeña Habana: “Se me revuelve el estómago cuando pienso que Gerardo Hernández ha hecho lo que ningún otro preso ha podido hacer en la historia de los Estados Unidos […] Después de una conspiración para matar a estadounidenses se le da [a Hernández] el privilegio de ser padre […] no entiendo a esta administración”.

En sus últimas declaraciones abre fuego una vez más contra la postura del gobierno de su país para intentar restablecer relaciones diplomáticas con la Isla: “Es claro que nuestra administración continúa otorgando concesiones al régimen de los Castro con tal de adquirir titulares en la prensa y no para otorgar beneficios al pueblo cubano que sigue sometido al yugo de una tiranía comunista.”

Aunque la definen como “cubano-americana”, es claro que hace tiempo el origen antes del guión ya no corre por sus venas. Los cubanos ya estamos habituados a sus rabietas, que por suerte cada día menos personas en Estados Unidos y el mundo tienen en cuenta para otra cosa que no sea converse más de sus desatinos.

Para leer la respuesta del Buró Federal de Prisiones, de click aquí.

Anuncios

Acerca de Lic. Waldo Barrera Martínez

Licenciado en Historia en la Universidad de La Habana. Editor del blog Jóvenes por los 5. En Twitter: @waldo_cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s