Ana Belén Montes

ana-belen-montesNació el 28 de febrero de 1957, en una base militar estadounidense enclavada en la antigua República Federal de Alemania (RFA), siendo la hija mayor del matrimonio de origen puertorriqueño formado Emilia y Alberto, médico del ejército, constituyéndose una familia de fuerte tendencia conservadora, muy relacionada con la comunidad de inteligencia de EE.UU.

Por la condición de psiquiatra militar del padre, Ana se vería obligada a cambiar frecuentemente de residencia, hasta terminar estableciéndose de manera definitiva en Towson, Maryland. En aquel momento, Alberto abrió una consulta privada que llegó a ser muy conocida en la localidad y la madre se relacionó activamente con la comunidad puertorriqueña radicada en el lugar. Por dichas circunstancias, Montes cursó los primeros estudios en distintos colegios militares y selectos internados, en los que destacó por sus notables resultados académicos. Tenía 15 años cuando, en 1972, sus padres se divorciaron.

Cinco años más tarde, y durante un programa de intercambio estudiantil, visitó Madrid en los momentos en que España vivía en plena transición hacia la monarquía heredada e impuesta por el franquismo. Era entonces el país ibérico un auténtico hervidero de intensas inquietudes políticas y convulsiones sociales. Allí conoció a varios jóvenes de diferentes nacionalidades a los que expresó sus opiniones acerca  de las “atrocidades que el Gobierno de su país había cometido contra otros Estados”, según recordaría después una amiga de la época.

En 1979, con 22 años, la Universidad de Virginia le concede la licenciatura en relaciones internacionales; luego viajó por Europa, relacionándose en los años 80 con los escenarios latinoamericanos, profundizando sobre el tema en una maestría en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados (SAIS), de la Universidad Johns Hopkins. El ambiente universitario y las políticas de la administración Reagan para Latinoamérica, especialmente su apoyo a la guerra sucia contra el sandinismo nicaragüense, hicieron aún más sólidas las convicciones de Ana en relación con las políticas injerencistas y criminales del gobierno de su país.

Cuando tenía 27 años, se plantea que Marta Rita Velázquez, natural de Puerto Rico, la captó como agente de la Seguridad Cubana. “Nunca se me había ocurrido hacer nada hasta que me lo propusieron”, declararía posteriormente.

Tras un intento fallido por encontrar trabajo en Puerto Rico, a donde se había trasladado, comenzó a laborar en el Departamento de Justicia como mecanógrafa, siendo acogida en 1985 como funcionaria de la Agencia de Inteligencia para la Defensa (DIA) –considerada “la mayor fábrica de espías militares del Pentágono” en todo el mundo–, según algunas fuentes con la ayuda de Marta Rita. Dadas sus extraordinarias capacidades, es enviada después a la base aérea de Bolling, en Washington, donde se desempeña como especialista en investigación de inteligencia.

Durante su permanencia en esa entidad, se especializó en temas latinoamericanos de amplio espectro, conociendo las operaciones encubiertas de la comunidad de inteligencia de su país durante la guerra civil en El Salvador, en apoyo al gobierno represivo de esa nación, y contra las revoluciones sandinista y cubana.

En 1992, pasó al Pentágono como analista de primera categoría (senior analyst). Con un cargo ficticio, durante un tiempo fue ubicada en la Sección de Intereses Norteamericanos en La Habana (SINA) para “estudiar” a los militares cubanos. En 1997, es condecorada por el entonces director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), George Tenet, y al año siguiente, la envían nuevamente a Cuba para observar el desarrollo de la visita a la Isla del Papa Juan Pablo II.

Además de poseer un rostro dulce, sonrisa perenne y buenos modales, era sumamente discreta. Vivía sola en un sencillo apartamento al norte de la capital estadounidense. En el Pentágono tuvo acceso a prácticamente todo lo que la comunidad de inteligencia recogía sobre Cuba. Sabía lo que el Departamento de Defensa conocía en relación a las actividades militares en la Isla. Por su rango era miembro del súper secreto “grupo de trabajo interagencias sobre Cuba”’, que reúne a los principales analistas de las agencias federales, como la CIA, la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

Sus hermanos menores, Lucy y Tony, son actualmente agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI). La primera participó en las pesquisas en torno al caso de los Cinco Héroes cubanos detenidos en Miami, en 1998.

Diez días después del ataque terrorista contra las Torres Gemelas de Nueva York, el 21 de septiembre de 2001, fue citada para una reunión de trabajo en la oficina del Inspector General de la DIA con un pretexto fútil. Allí la esperaban los dos principales investigadores del medio centenar de agentes del FBI que le habían estado siguiendo la pista. “Lamento decirle que está detenida por conspiración para cometer actos de espionaje”, le anunció uno de ellos después de un breve intercambio de palabras. Terminaban así 17 largos años de trabajo encubierto para prevenir a Cuba de las agresiones norteamericanas.

De aquella oficina salió esposada. No fueron necesarias ni la enfermera con el oxígeno, ni la silla de ruedas previstas por los dos oficiales. Ana Belén afrontó con total entereza la detención y no se desvaneció como preveían sus captores. “Salió totalmente tranquila, no diré que ‘orgullosa’, pero sí llena de serenidad”, dijo sorprendido uno de  los superiores de la detenida, posteriormente. Fue llevada hacia una instalación carcelaria federal mientras registraban su casa, automóvil y caja de seguridad en un banco local.

Días después, sería acusada de conspiración para cometer espionaje para el gobierno de Cuba. Sometida a juicio, la condena se mantuvo a la sombra de los atentados terroristas del 11-S. A Marta Rita Velázquez, por su parte, los servicios estadounidenses no han logrado capturar hasta hoy, situándola algunos despachos en Suecia, donde la extradición no aplica para casos de espionaje.

En algún momento, Montes fue trasladada a la prisión del Federal Medical Center (FMC) Carswell en Fort Worth. Según consta en la relación de la Oficina Federal de Prisiones de los Estados Unidos, las instalaciones de la misma –ubicada en el extremo nororiental de la base aeronaval (y conjunta de reservistas) de dicha ciudad texana– proveen servicios médicos y de salud mental a delincuentes del sexo femenino, aunque Montes no tenía ningún padecimiento de ese tipo al momento de su encarcelación. El número de prisionera es 25037-016 y su fecha tentativa de liberación es el 1 de julio de 2023, y no antes, debido que por ahora la ley estadounidense no prevé la libertad condicional en su sistema penitenciario.

Está hoy encerrada con algunas de las mujeres más peligrosas de Estados Unidos. Se asegura ha tenido como vecinas a una antigua ama de casa que estranguló a una embarazada para quedarse con su bebé; una enfermera que mató a cuatro pacientes con inyecciones masivas de adrenalina, y a Lynette Fromme, alias “La chillona”, seguidora de Charles Manson, acusada de intentar asesinar al presidente Gerard Ford.

Sujeta a un extremo régimen de aislamiento, está imposibilitada de recibir paquetes y visitas de amigos –solamente de su padre y hermano–, no puede hablar por teléfono, acoger periódicos, revistas ni ver televisión; nadie puede indagar por su estado de salud ni conocer por qué está en un centro destinado a personas con problemas psíquicos, cuando ella no sufre de estos; no le está permitido tampoco relacionarse con otros detenidos en la cárcel. Cuando alguna persona ha intentado enviarle una carta, la misma ha sido devuelta mediante correo certificado.

Durante y después del proceso judicial, los medios la presentaron como una aventurera con inconfesables intereses por los cuales traicionó a su país y familia, a pesar de no presentar la acusación prueba alguna de recibir pago a cambio de los valiosos servicios prestados al pueblo de Cuba.

Su abogado defensor, Plato Cacheris, declararía que “Montes cometió actos de espionaje debido a razones morales, porque ella sentía que los cubanos eran tratados injustamente por el gobierno de EE.UU.”.

En la sala del tribunal militar que la juzgó, en 2002, hizo sus descargos. Cuando se jugaba pasar el resto de la vida en prisión, declaró con total transparencia e hidalguía:

Existe un proverbio italiano que quizás sea el que describe de la mejor forma en lo que yo creo: Todo el Mundo es un solo país. En ese “país mundial” el principio de amar al prójimo tanto como se ama a uno mismo resulta una guía esencial para las relaciones armoniosas entre todos nuestros “países vecinos”.

Este principio implica tolerancia y entendimiento para las diferentes formas de actuar de los otros. Él establece que nosotros tratemos a otras naciones en la forma en que deseamos ser tratados –con respeto y consideración–. Es un principio que, desgraciadamente, yo considero nunca hemos aplicado a Cuba.

Honorable, yo me involucré en la actividad que me ha traído ante usted porque obedecí mi conciencia más que obedecer la Ley. Yo considero que la política de nuestro Gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa, me consideré moralmente obligada de ayudar a la Isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político.

Nosotros hemos hecho gala de intolerancia y desprecio hacia Cuba durante cuatro décadas. Nosotros nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia. Yo no entiendo cómo nosotros continuamos tratando de dictar… cómo Cuba debe seleccionar sus líderes, quiénes no deben ser sus dirigentes y qué leyes son las más adecuadas para dicha nación.

¿Por qué no los dejamos decidir la forma en que desean conducir sus asuntos internos, como Estados Unidos ha estado haciendo durante más de dos siglos?

Mi mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba. Espero que mi caso, en alguna manera, estimule a nuestro gobierno para que abandone su hostilidad en relación con Cuba y trabaje conjuntamente con La Habana, imbuido de un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y entendimiento.

Hoy vemos más claro que nunca que la intolerancia y el odio –por individuos o gobiernos– lo único que disemina es dolor y sufrimiento. Espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación, quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio.

Sus palabras cobran renovada actualidad ante el reconocimiento por el presidente estadounidense Barack Obama, el 17 de diciembre de 2014, del fracaso de la política aplicada por su país contra Cuba durante nueve administraciones sucesivas, y del anuncio de los acuerdos logrados por ambos gobiernos de iniciar un proceso de restablecimiento de relaciones y desarrollo de vínculos bilaterales, en correspondencia con las normas del derecho internacional.

Pero en el 2002, estaban muy lejos de avizorarse cambios tan trascendentales en las relaciones entre los dos países, bajo la administración Bush. Montes se declaró entonces culpable de los cargos imputados, siendo sentenciada a veinticinco años luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía, según la prensa, fundamental fuente de información sobre el caso.

13 pensamientos en “Ana Belén Montes

  1. Pingback: Primera entrevista a Ana Belén Montes desde su celda en una prisión de #EEUU |

  2. Pingback: ¿Por qué #AnaBelenMontes cooperó con #Cuba? | El Adversario Cubano

  3. Pingback: ¿Por qué #AnaBelenMontes cooperó con #Cuba? | Blog de Alejandra Madero

  4. Pingback: ¿Por qué #AnaBelenMontes cooperó con #Cuba? |

  5. Pingback: Actividades del Comité por un trato más humano para #AnaBelenMontes « Nuestro Buen Vivir

  6. Pingback: Actividades del Comité por un trato más humano para Ana Belén Montes | El blog de La Polilla Cubana

  7. Pingback: Demandamos un trato humano para Ana Belén Montes | Información al Desnudo

  8. Pingback: Actividades del Comité por un trato más humano para #AnaBelenMontes |

  9. Pingback: ¿Son humanas las espías? AnaBelenMontes: una mujer sin Derechos | Cayo Hueso

  10. Pingback: Actividades del Comité por un trato más humano para AnaBelenMontes | Cayo Hueso

  11. Pingback: El infierno de AnaBelenMontes | Cayo Hueso

  12. Pingback: ¿Será AnaBelenMontes tal amenaza planetaria? | Cayo Hueso

  13. Pa’ Mayagüez con Oscar y Milton
    Oprima el siguiente enlace para ver el video sobre este tema: https://youtu.be/sB18fdtQUOg
    Nuestra campaña se extiende a la Fuente de Eugenio María de Hostos a la entrada del Colegio Recinto Universitario de Mayagüez.
    Acompaña a Milton Olivera y Julio García por la excarcelación de Oscar López Rivera, Ana Belén Montes y la transmisión en vivo de las vistas anuales sobre el caso colonial de Puerto Rico en la Organización de Naciones Unidas (ONU).
    Estas manifestaciones son permanentes todos los 29 de todos los meses en las 78 plazas de Puerto Rico y la diáspora. Venga con su camiseta, pancartas, banderas, canciones, poesías, bailes, drama, aclamaciones para celebrar nuestros héroes nacionales y exigirle al gobierno de Estados Unidos (EEUU) sus excarcelaciones inmediatas.
    Muchas gentes desconocen que todos los años se celebra una vista sobre la descolonización de Puerto Rico en la ONU. Cuando yo fui por primera vez a deponer allí, mis tres hermanos que todas sus vidas han vivido en Nueva York, desconocían de estas vistas. La razón es que la ONU no transmite estas vistas, ni tampoco la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Publica. La pregunta obligada es ¿por qué?
    El gobierno de Estados Unidos quiere mantener a Puerto Rico como su colonia para siempre. Para lograr eso, EEUU necesita mantener en el closet el hecho de que Puerto Rico en realidad es su colonia. ¡Como ya vieron, hasta el mismo gobernador de Puerto Rico no sabía eso!
    Estamos en campaña también para sacar la colonia de Puerto Rico del closet. Ya hemos notificado al Secretario General Ban Ki-moon, los embajadores de la ONU, los legisladores del gobierno colonial de Puerto Rico, y a la presidenta de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública de que el Pueblo de Puerto Rico quiere ver estas vistas en vivo empezando el lunes, 20 de junio de 2016.
    Si no se logra lo que pedimos, InformacionAlDesnudo de Nueva York va a transmitir en vivo esta vista para que el mundo pueda presenciar lo que ocurrió allí. Esta vista usualmente se celebra el lunes después del Día de los Padres.
    Además, si no recibimos contestación positiva a nuestra carta certificada del 9 de diciembre de 2016 de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública, le estaremos haciendo un piquete frente a su facilidades. Aunque no se logre la transmisión, el piquete ayudaría a la gente conocer sobre estas vistas, y sobre el gran esfuerzo por el gobierno de Estados Unidos de esconder su colonial con Puerto Rico. Esa fue la idea de renombrar su colonia después de la insurrección nacionalista del 1950, al “Estado Libre Asociado de Puerto Rico”.
    ¡Tenemos que seguir con estas manifestaciones permanentes, porque los que violan la ley internacional que prohíbe el coloniaje no creen en la JUSTICA PARA TODOS! http://www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s